Cañada de Gómez, un caso emblemático de la sequía que golpea al campo | Ecos365.com.ar | Información de negocios, economía, agro, gestión y emprendimientos de la ciudad de Rosario y región – Rosario3.com

Desde la Agencia de Extensión Rural Cañada de Gómez (INTA Oliveros) en Santa Fe, María José Dickie indicó que las precipitaciones ocurridas el fin de semana pasado trajeron un alivio a los productores de la región, ante la situación crítica de sequía.

En el sur de Santa Fe, las precipitaciones de estos tres últimos años estuvieron por debajo de lo normal y, en este año 2022 en particular, en Cañada de Gómez por ejemplo “se acumularon hasta tan solo 490 milímetros, prácticamente un 50 % menos de lo normal, por lo que las lluvias registradas fueron fundamentales ante esta situación”, afirmó Dickie.

El pasado fin de semana se acumularon en promedio entre 30-35 mm, “un aporte hídrico fundamental para continuar y en algunos casos iniciar con la siembra de soja de primera campaña 2022/23”, porque “no solo se benefició a la implantación del cultivo de soja sino también al crecimiento y estado general de los cultivos maíz y sorgo”. A su vez, “permitieron empezar a recargar el perfil edáfico para las siembras de soja de segunda y maíz tardío”.

Por último, explicó que en esta campaña “es importante destacar que se destinará un alto porcentaje de la superficie a la siembra de maíz tardío debido a que por falta de humedad se debió trasladar la fecha de siembra de este cultivo para diciembre”.

Sin embargo, admitió que si bien estas lluvias aportaron un alivio a la región, “no son suficientes para cubrir las demandas hídricas de los cultivos”. Por eso, es indispensable que ocurran precipitaciones este fin de semana ya que “la alta demanda atmosférica y las altas temperaturas provocan un rápido desecamiento del perfil y por consecuencia un daño en los cultivos”.